1-Si el siniestro está cubierto, la aseguradora solicitará al Asegurado un poder para pleitos. ¿Quién pagará por ello?


El poder para pleitos lo paga la aseguradora. Un poder para pleitos es un documento mediante el que el titular autoriza a un procurador para actuar, ante los tribunales, en nombre y representación de quien otorga dicho poder. Este poder es necesario porque en muy pocos procedimientos judiciales puede actuar directamente el interesado.


Por tanto, el propietario deberá acudir a un abogado y pagar con su dinero el documento de apoderamiento para pleitos. Después, éste presentará el recibo a la aseguradora y se le devolverá la misma cantidad gastada. Solo deberá adelantarlo. Por tanto, paga la aseguradora, no el propietario.



2-¿Cuáles son las condiciones para el abono de los pagos de rentas atrasadas? 


Para poder percibir el abono de los pagos de las rentas atrasadas será necesario emitir la comunicación del impago de la renta por parte del inquilino dentro de los dos meses siguientes a dicho impago. Se considerarán rentas impagadas, como máximo, las correspondientes a los dos meses correlativos e inmediatamente anteriores a la fecha de notificación del siniestro y las posteriores hasta un máximo de 12 meses. (la declaración del siniestro deberá hacerse entre el segundo y el tercer impago por parte del inquilino)


Si el siniestro está cubierto, la aseguradora solicitará al asegurado un poder para pleitos así como un certificado de titularidad de la cuenta bancaria para poder realizar el pago del poder. 

La aseguradora correrá con estos gastos, el propietario solo deberá adelantarlos y presentar el correspondiente documento de pago.



3-¿Cómo funciona la tramitación de un expediente de impago de alquileres con un abogado de la aseguradora? 


El proceso de tramitación de un expediente de impago de alquiler con un abogado de la aseguradora tiene los siguientes pasos:


1. Se acusa recibo del expediente, y si no consta ya desde la apertura, se solicita la documentación requerida. 


2. Se revisan los datos del contrato de alquiler y se contrastan con los de la póliza emitida y se evalúa la carencia. (el plazo de tiempo, computado por meses transcurridos desde la fecha de alta de la póliza, durante el cual no son efectivas algunas de las coberturas incluidas en la póliza). Si consta avalista en el contrato se remite burofax de reclamación de las rentas con el importe y los meses con los que se corresponde la deuda al avalista (sin esto, no se le puede incluir en la demanda). 


3. Si todo está correcto, se solicita poder general para pleitos a favor de los procuradores del partido judicial del lugar donde radica la vivienda (y confirmamos las rentas impagadas hasta ese momento) y solicitamos certificado de titularidad de la cuenta bancaria en la que proceder con los pagos.