¿Has asegurado tus objetos de valor y de repente ocurre una catástrofe? Que no cunda el pánico, así es como se compensarán tus objetos de valor:


A tener en cuenta: La cuantía de la indemnización (y el proceso que le sigue) depende del tipo de bien


- En el caso de los bienes de uso común, como las cámaras, los ordenadores o el sistema de cine en casa (u otros), el importe de la indemnización se calcula en función del valor venal. ¿Cuál es el valor venal? Es el valor del objeto nuevo del que se deduce la antigüedad y estado de conservación del mismo.


- Para las obras de arte, los instrumentos musicales y las colecciones, un perito se encarga de calcular tu indemnización. Y establece el valor de mercado del artículo, es decir, el importe basado en el precio de un artículo idéntico en una sala de subastas pública o en un concesionario.


- En el caso de las joyas, la indemnización se paga sobre la base del precio de compra si tienen menos de dos años. Atención: debe presentarse siempre una factura de compra. Si tienen más de 2 años, se compensarán por su valor venal y no por su valor afectivo.