Una extensión o porche cerrado sólo está asegurado si está unido a tu casa. Asegúrate de declarar la superficie durante la elaboración del presupuesto, en el lugar en el que declaras la superficie total de tu casa.


Debe declararse como área destinada a vivienda y, por tanto, incluirse en la superficie total de la misma.