Existen 3 tipos de bienes muebles asegurados:

 

- Los bienes que se encuentran en el interior de tu vivienda, que te pertenecen, o que te han sido confiados o que pertenecen a tus inquilinos e invitados.

 

- Los objetos que pertenecen a la decoración de la vivienda.

 

- Tus objetos de valor.

 

⚠ No están asegurados: Tus pertenencias y bienes muebles utilizados para el ejercicio de una profesión, el dinero en efectivo, los documentos y títulos al portador (documentos de identidad, pasaportes, cheques restaurante...).

 

⚠ Los bienes muebles que no son de tu propiedad sólo están cubiertos si eres formalmente responsable por su custodia.


Por ejemplo, recibes a tu amigo Abel en casa para tomaros algo. De repente, se rompen sus gafas al sentarse en ellas sin darse cuenta. Que no cunda el pánico: las gafas de Abel están aseguradas porque eres responsable de ellas en tu casa.