Si tu ático reformado se utiliza como un cuarto más de la casa, se considera efectivamente un área habitable y, por tanto, debes declararlo durante la elaboración del presupuesto online. Esto es, debes reflejar esa área en la superficie total de la vivienda durante la elaboración del presupuesto. 


Por ejemplo, acabas de reformar tu ático para que sirva de cuarto de juegos de tus hijos. De ser así, debes mencionarlo para tener la garantía de que esa nueva habitación de ensueño también está cubierta por las garantías.